martes, 5 de julio de 2016

Lo que veían los ojos de Balú


¿No os habéis preguntado alguna vez a qué ladran los perros cuando no hay nada delante de ellos? Eso mismo cavilaba yo cuando el perro de Joseba, vecino del barrio, ladraba muchas veces sin que hubiera algo que le provocara. 

De repente, Balú sin ton ni son se levantaba de la acera en la que estaba tumbado con despreocupacióncorría hasta la esquina de la calle y se ponía a ladrar al infinito o la nada o vete a saber a qué. Porque en el frente ni en los alrededores había perros,  gatos, personas non gratas ni nada visible que diera a entender que le molestaba.  Sin embargo, ahí que se desgañitaba un rato, se quedaba fijo observando y volvía a ladrar. Muchas veces que le observé en esa actitud, en serio me parecía que algo estaba viendo y que trataba, a su manera, de proteger su entorno.

Porque Balú, a pesar de sus ansias por zampar todo el rato y quedarse embobadtodo aquello que estuvieras comiendo (incluso pipas) o su costumbre de dar lametazos (algo que me da mucho repelús; lo siento por los que a no les importa pero yo por ahí no paso, siempre pienso que es probable que, antes el can en cuestión se haya chupado sus genitales o los de otro), tenía la bondad reflejada en esos ojazos grandes y negros. Nunca mordió a personas ni a animales, tenía debilidad por los niños (sobre todo si lloraban) y se le veía la mar de contento cuando le tirabas una pelota.
  
Pero, volviendo al misterio de si los perros ven fantasmas... 
Quiero pensar que es así. Ahora mi yo racional me está diciendo que no sea tan ilusa: "Larrú, tienes demasiada imaginación, se te va la cabeza, sólo cree en lo que veas, etc.". Mi mente me está recordando que ya leí tiempo atrás en un artículo que lo que ocurre es que los ojos perrunos son capaces de ver partículas minúsculas de polvo y rayos ultravioleta o algo así, tampoco me  acuerdo  del qué  con exactitud. 
Entonces, mi otro yo, ese que se hace preguntas y más preguntas dice: ¿Por qué entonces si  tienen la capacidad de vislumbrar tales menudencias  o esas luces que nosotros, los humanos, no podemos apreciar,  no van a lograr ver fantasmas también? Si, como aquell@s que dicen haber visto a estas entidades, explican que son energías etéreasinusuales e imperceptibles, entonceslos perros les ven. Elemental, querido Watson. O, por lo menos, eso me demuestra la lógica. 

La historia es que Balú ladraba muchas veces sin venir a cuento y los del barrio nos reíamos por esa actitud, también le reñíamos porque no nos dejaba en paz y a veces, nadie quería jugar con él a la pelota.




Un día sescapó, en plan aventurero, y en la carretera general un coche lo atropelló... Todos sentimos su pérdida porque se había hecho querer, que eso es lo que cuenta al fin y al cabo. 
A veces miro a esa esquina donde Balú se iba a ladrarcon la esperanza de verle, aunque por desgracia, yo no tenga ojos de perro con esa fibra óptica capaz de captar lo invisible.

***

Tenía abandonado este rincón de pensamientos, divagaciones, publicaciones y demás menesteres. Como esas casas que a veces se quedan deshabitadas y que a pesar del polvo y telarañas conservan su encanto y su calidad de hogar. Es hora de abrir las ventanas de nuevo y que den cobijo a más historias, ya sabes casi siempre con algún fantasma de por medio ;)
Eres libre de compartir este post o cualquier otro que te guste. Deja tu correo electrónico (en la cabecera hay un recuadro) para estar informado de todas las novedades que vaya publicando.
Muchas gracias por pasarte.


viernes, 12 de febrero de 2016

El Aviso Fantasma

                  

"Un hombre que trabaja limpiando un cementerio vive con una zozobra desde que vio el fantasma de una mujer que le advierte de una visita que se va a producir. Cada vez que el espectro aparece, le repite las mismas palabras, y el hombre teme que se esté volviendo loco."


         


           El hombre recogía la montaña de hojas secas, había llenado ya dos sacos de basura. Oyó una voz que le llamaba:
-¡Hombre! ¡Por fin alguien a quién ver en este lugar!
Cualquier otra persona se hubiera girado al oír la voz a sus espaldas pero en lugar de mirar hacia esa dirección, se quedó mirando al frente, una lápida grande y rectangular y parecía murmurar algo que, el que le había llamado no pudo captar, sin embargo se quedó tras él, le llamó la atención el comportamiento del hombre del cementerio, 
-¡Digo que por fin alguien a quién ver en este lugar!
El otro seguía mirando hacia delante, pero poco después se dio la vuelta  y miró al hombre con una gorra negra parado frente a él. 
-Perdone si le he interrumpido.
No respondió. En ese preciso momento, se oyó la campana de la iglesia que había al lado del cementerio. Cuando el único tañido acabó, el hombre dio unos pasos hacia adelante e invitó con una señal al visitante a que le acompañara.
-Está bien-dijo el otro.
El sendero conformado de piedras estaba lleno de hierbas y musgo, bastante resbaladizo y con olor a tierra mojada. Mientras caminaban, el visitante miraba de reojo al hombre del cementerio, su cara curtida contrastaba con su pelo blanco. Llegaron a una pequeña caseta de madera, en la que guardaba los utensilios de limpieza y jardinería, situada en una zona sombría por los cipreses que la rodeaban. El pequeño lugar resultaba algo deprimente envuelto en un olor a cerrado y con la escasa luz de una solitaria bombilla que pendía del techo.
El visitante se había quedado en la puerta, guardando las distancias. Le dijo que aquel trabajo suyo parecía bastante desolador, hablar con alguien le resultaría hasta raro, que creía que haberse dirigido a él le hubiera agradado.
-Yo que trabajé durante treinta años en una fábrica con la única compañía del ruido de una máquina prensadora de cartón, casi llegué a convertirme en un ermitaño.
El hombre del cementerio salió de la caseta de madera y miró hacia la iglesia, a lo alto, en el campanario. Parecía esperar algo, su mirada escrutaba el objetivo de manera intimidante.
El visitante le preguntó si las campanas debían tocar.
-No lo deseo-respondió entre dientes, con el semblante que denotaba miedo y mirándole cara a cara.
-Parece que estuviera viendo un fantasma.

...

*******Si te apetece seguir leyendo la historia completa, puedes descargarla GRATIS  durante el 13, 14 y 15 de Febrero, en los enlaces que a continuación te dejo:


Amazon España: El Aviso Fantasma

Amazon U.S.A: El Aviso Fantasma

Amazon México: El Aviso Fantasma


Espero que tengáis una feliz lectura y espero también vuestros comentarios y valoraciones.

¡Hasta la próxima historia!

Larrú.


sábado, 30 de enero de 2016

¿ME GUARDAS EL SECRETO?

Por fin te presento mi nueva historia de fantasmas:

"En el Castillo de Butrón deambula un fantasma condenado desde hace siglos y a quién sólo puede ver uno de los vigilantes de seguridad del lugar. 
Un secreto guardado durante años que sólo verá la luz gracias a una bruja y a un tatuaje símbolo de poder... 
Una historia de misterio y amor para todos aquellos a los que les guste la romántica paranormal."


Te dejo con la lectura del prefacio y primer capítulo, a ver qué te parece.








PREFACIO


Cuando el único miedo que sintió de verdad fue el vacío, el silencio, la invisible soledad, a lo que se aferró fue a su hogar y allí regresó. Como un fantasma para la eternidad.

Durante mucho tiempo, Don Gonzalo Gómez de Butrón, maldijo su muerte que le había convertido en un espectro errante entre las paredes de las que antaño, había sido dueño y señor. Sin embargo, su orgullo le impedía abandonar aquel sitio, su hogar, porque él era el legítimo propietario, había pertenecido a su familia siempre. Además, un alma guerrera y violenta como él, estaba condenada para la eternidad, por toda la sangre derramada que había perpetrado, su muerte y derrota suponía el dictamen de Dios.

Sucedieron años, lustros, décadas, siglos y todo a su alrededor cambiaba, excepto él. El lugar fue remodelado, obra de la que quedó gratamente impresionado. y que, aunque no hubiera sido así, se hubiera resignado como al resto de las cosas. Ya nada estaba en sus manos, bajo su poder, su existencia se había transformado insignificante y carente de sentido. 

Hasta la noche que apareció aquel hombre por el castillo de Butrón. Llevaba aquellas vestimentas negras como había visto en otros con anterioridad sin embargo, irradiaba más luz que cualquiera de las otras personas y ese influjo provocó que se fijara en él. Caminaba con aplomo y mostraba el semblante de quien poseía linaje, empezó a seguirle con cautela y tratando de averiguar más detalles de él. No en vano, él era el Señor de Butrón y debía conocer a quién entrara en su territorio. Un día confirmó sus suposiciones cuando le vio quitarse el ropaje oscuro y descubrir que llevaba dibujado un lobo a la altura del corazón. Como los que mostraba el escudo de armas de los Butrón.

Trató de llamar su atención, gritándole con voz tosca y grave un "eh" que murió como eco en el vacío. En otra ocasión, intentó hacerle caer en una especie de zancadilla y le traspasó en su invisibilidad.  Pero hubo una vez, que aquel hombre por fin le descubrió y ocurrió cuando vio el reflejo de su espectro en un espejo. Sabía que le había visto, por cómo sus ojos le escrutaron y la sorpresa que mostró su rostro al girarse y no encontrar a nadie detrás de él.




CAPÍTULO 1


El monumental Castillo de Butrón, ahora lugar de visita turística, a esas horas tan tempranas estaba desierto o casi, la única persona que deambulaba por sus antiguos corredores era Urtzi Garai, uno de los vigilantes del sitio, que terminaba en poco menos de media hora su turno de la noche. Tras cruzar la última puerta  antes de llegar al puesto de mando, se asomó por una de las ventanas y vio que su compañera estaba aparcando.

La contempló mientras salía de su viejo Renault Mégane y atravesaba el patio dirección a la puerta de entrada. Debía reconocer que era guapa, le recordaba a Angelina Jolie, pero era antipática o tímida, no sabría definirla. Desde el primer día que empezaron a trabajar allí, Maialen llegaba a su turno, intercambiaban un saludo de cortesía, Urtzi le comentaba si había ocurrido algún incidente y nada más. Luego él se marchaba y hasta el día siguiente.

Urtzi continúo hasta el despacho para hacer el informe nocturno y esperar que llegara ella. Una vez hecho el trabajo rutinario, pensó en lo a gusto que iba  a ser meterse al fin en la cama, últimamente no dormía muchas horas y estaba muy cansado. Cerró los ojos por unos instantes hasta que un golpe en el hombro le hizo abrirlos de golpe. Maialen le miraba con cara de burla, frente a frente.

 —¿Así es cómo trabajas tú? Así que luego tenemos una fama... —le espetó Maialen.

—Perdona —dijo y añadió mirando su reloj—. Pero mi turno ha acabado hace un par de minutos.

Ella se limitó a mirarlo de arriba abajo, le dio la espalda e inició sesión en el ordenador. Urtzi gruñó y la observó por detrás. Tenía unas curvas muy bien delineadas, si no fuera tan borde... Esta vez él le tocó un hombro:

—Para la próxima vez, despiértame con un poquitín más de suavidad. 

Maialen se quedó perpleja. Sus ojos negros le miraron con inquisición y ella se percató de que su compañero moreno y de pelo corto era realmente atractivo. Urtzi también la escrutó con la mirada. Estaban casi a la misma altura, los ojos de ella centelleaban, los tenía tan abiertos que parecían querer salir de sus órbitas.

 —¿Crees que podrás? —insistió con sonrisa burlona.
 —¿A qué te refieres?  —se calló unos segundos y añadió—. ¿Tal vez con un beso en los labios cual princesa de cuento? 

Urtzi se sonrió, después de todo la chica tenía chispa.

—No creo que te atrevieras.

Maialen se rio y con un movimiento rápido, le cogió por los brazos y le plantó sus labios en los de él. Tardó unos instantes en separarse.

—Bueno, ahora ya sabes que sí, princesa —advirtió ella.

 Urtzi se había quedado sin habla y ella sonreía ampliamente.

—En todo caso, príncipe, ¿no? 

La chica asintió. Él se acercó a ella con lentitud notando cómo a ella se le aceleraba la respiración. Ella estaba desconcertada, eso le gustó. y se acercó aún más, como si fuera a besarla él esta vez.

 —Hasta mañana, princesa, aquí te quedas en el castillo encantado. 
—¿Tiene fantasmas?

Urtzi se apartó de ella un poco y tardó unos segundos en contestar:

—Nunca se sabe...

Maialen se separó del todo de él y se sentó delante del ordenador. Urtzi comprobó que ella estaba roja y se marchó contento al vestuario. Su compañera no era tan arisca como aparentaba.




(Contenido registrado y protegido. Todos los derechos reservados.)

                                        **************************************


Toda la historia ¿ME GUARDAS EL SECRETO? está publicada en Amazon Kindle. 
Si estás interesad@ en leerla te dejo los enlaces:

¿ME GUARDAS EL SECRETO? Amazon España.

¿ME GUARDAS EL SECRETO? Amazon México.

¿ME GUARDAS EL SECRETO? Amazon U.S.A



FELIZ LECTURA, MUCHAS GRACIAS.

Larrú.


viernes, 11 de diciembre de 2015

5 increíbles (pero ciertas) curiosidades sobre las Historias de Navidad.



                       

                      Estamos en época de historias navideñas, donde  ocurren sucesos increíbles, originales, llenos de peculiaridad, irrisorios, entrañables, históricos... alguna acaso fantasmagórica...
Siempre historias que merece la pena relatar y oír. Yo he recopilado cinco para compartir contigo. 
La primera ambientada en la Segunda Guerra Mundial, la segunda el cuento de navidad más famoso de la literatura, la tercera es una imagen que se convirtió en viral por su ternura, la cuarta nos recuerda que la Navidad también tiene su punto erótico y la quinta, la de un hombre con corazón de niño. 


¿Quieres conocerlas?



La primera ocurre en medio de la Segunda Guerra Mundial.


Hasta en mitad de sucesos tan sangrientos se puede producir el milagro de la Navidad. 
El mes de diciembre de 1944, los alemanes lanzan la ofensiva de las Árdenas (Bélgica). Los panzer sembraron el caos en las filas aliadas dejando a muchas unidades aisladas en medio de los bosques y capturando a miles de prisioneros. Tres soldados estadounidenses, uno de ellos herido, se encontraron perdidos en medio de un bosque que no conocían, con la nieve hasta las rodillas y sin apenas visibilidad por la niebla. Vagaron durante horas buscando a su Unidad pero lo único que encontraron fue una casita de cuento con la chimenea humeante… era la víspera de la Navidad.
 En la casa se encontraban un niño de 12 años, Fritz Vincken, y su madre preparando la cena. Les pidieron ayuda y la madre les dejó pasar ofreciéndoles comida y un fuego para calentarse, a sabiendas de que dar cobijo a los aliados estaba penado con el fusilamiento. Cuando la madre estaba curándole las heridas al soldado estadounidense, asaltaron la casa cuatro soldados alemanes. Todos cogieron las armas y comenzaron a gritar, durante unos instantes parecía que aquello sería una matanza a quemarropa…  hasta que la madre se interpuso entre los dos grupos y les pidió que bajasen las armas. Hubo unos momentos de silencio e indecisión pero al final todos accedieron. Los alemanes no estaban mucho mejor que los estadounidenses y buscaban un refugio para pasar la gélida noche. Al final, todos compartieron la cena y el calor del hogar. A la mañana siguiente, cuando el herido ya estaba mucho mejor, los soldados alemanes les llevaron hasta las líneas de los aliados y se despidieron.
Tras la publicación de la historia de Fritz Vincken en una revista americana y un documental en televisión, la familia de un soldado americano que había luchado en las Árdenas se puso en contacto con el canal de TV… su padre llevaba años contando esa historia. En enero de 1996, Fritz se trasladó hasta Maryland para conocer a Ralph Blank. El encuentro fue muy emotivo… como es de imaginar...




La segunda es que la historia más famosa de la navidad es el Cuento de Navidad (valga la redundancia) escrito por Charles Dickens y que a mí me encanta porque salen, nada más y nada menos, que tres fantasmas(como para que no me guste, jaja):


"Ebenezer Scrooge es un anciano malhumorado de la Inglaterra victoriana, que no ayuda a los demás y se recluye en sí mismo todo lo posible, marginando al resto de las personas. Una noche de navidad, tras reclinar la oferta de su nieto para ir a cenar con él, y obligar a humillarse a su empleado malpagado para pedir un día festivo, vuelve a su casa y se encuentra con la visita de un antiguo conocido fallecido. Éste le avisa que le van a visitar tres fantasmas que representan el pasado, presente y futuro de la navidad, quienes le ayudarán a guiarle para que no se encuentre con un destino más tenebroso y oscuro que la propia muerte. Cuando se encuentra con el primer fantasma, su aventura comienza y nada volverá a ser lo mismo para Ebenezer que variará por completo su forma de ver la vida"


"¡Feliz, feliz Navidad, la que hace que nos acordemos de las ilusiones de nuestra infancia, le recuerde al abuelo las alegrías de su juventud, y le transporte al viajero a su chimenea y a su dulce hogar!" dijo el escritor.





La tercera es la imagen navideña, tierna y viral de la red.




Lo último que se imaginaba Donnie Walters era que su bebé Zeke se convertiría en una estrella durante la Navidad. El hombre se hubiera conformado con tener una tierna postal del pequeño acompañado por el mítico Papá Noel. Pero el destino ya tenía preparada la sorpresa.

Donnie, de Indiana (Estados Unidos), se pasó un largo rato haciendo la fila para obtener la postal de su hijo con el ícono de la Navidad. Sin embargo, para cuando llegó su turno, Zeke estaba completamente dormido.

"Estuvimos a punto de irnos de la cola y volver después, cuando estuviera despierto", comentó el hombre al Huffington Post, decisión que finalmente decidió cambiar luego de que otra de las personas que esperaban su turno le deslizara: "Este Santa Claus es famoso por posar con bebés soñolientos".

"Él se sentó en el sillón y nos dijo que colocáramos al niño con él sin que se despertara", comentó Donnie. El resultado fue una imagen tan espectacular que, apenas publicada a través de Facebook, comenzó a recibir incontables mensajes, "me gusta" y no dejó ni por un momento de compartirse entre personas de todo el mundo.






La cuarta se refiere a las navidades del 2012 en las que Cincuenta Sombras de Grey se convirtió en la inspiración para hacer regalos navideños, ¿adivináis de que tipo, no?


Según el diario Daily Mail, la venta de los juguetes sexuales inspirados en 'Cincuenta sombras de Grey' arrasó hasta el punto de venderse 6.000 pares de bolas eróticas en un solo día. La página web que vendió los productos, Lovehoney.co.uk, se vio desbordada por las peticiones y un tercio de las existencias se agotó cuando había previsión de que durasen hasta Navidad.
Las cifras de ventas de los productos eróticos demostraron que los fans del best-seller estaban dispuestos a recrear los juegos sexuales que recrea el libro en casa y miles de parejas parecían dispuestas a darle vida a sus Navidades.
Toma espíritu de la Navidad... ;)





La quinta fue la originalidad de un hombre de 67 años, croáta, de nombre Zlatko Salai, quién diseñó y decoró todo un pueblo con luces navideñas.

En su infancia no tuvo la oportunidad de disfrutar las navidades, debido a la escasez de recursos de su familia, compuesta únicamente por su padre y él. Durante la Segunda Guerra Mundial, el molino de su padre fue destruido y él fue a trabajar a África y Medio Oriente.
Al regresar a su pueblo tiempo después, cumplió su sueño de la infancia. En el 2002 decoró su casa con 70.000 bombillas, al año siguiente con 100.000 y así comenzó el aumento de luz y paisaje.
Este hombre se ve obligado a cobrar una pequeña cuota de entrada, debido a la factura de la luz pero a sus compatriotas no les importa.







¿Cuál de estas historias singulares de la Navidad te gusta más? ¿Tienes tú alguna que compartir?

Me encantaría que me la contaras. Por último, si te gustan las historias de Navidad, magia, misterio y amor te invito a que leas REENCUENTRO, disponible en Amazon Kindle:

"¿Y si soñaras con alguien que te sacudiera el corazón incluso después de haber despertado?. 

Durante Navidad, una noche Jon, bohemio empedernido y algo vividor, tiene un sueño intenso y especial en el que ve a Ane, con la que tuvo un pequeño "rollo" hace veinte años. Al despertar, esa imagen persiste tanto en su mente que comienza a preguntarse el significado del mismo. Los sueños de amor con ella se repiten consiguiendo que Jon comience a preguntarse si no se está volviendo loco pero pronto, se da cuenta que quiere volver a verla, que encontrarla se ha convertido en toda su motivación personal. Sin embargo, el tiempo y la vida le frenarán la búsqueda. ¿Se reencontrará con la chica de sus sueños? ¿O es solamente un fantasma del pasado? ¿Cómo saber si el amor de su vida ha regresado?. 

Una comedia romántica corta pero intensa de misterio y magia, cuyos personajes y su historia provocarán que no puedas parar de leer hasta el final. Un nuevo ebook sobrenatural para tu biblioteca que sólo encontrarás en Kindle."






FELIZ NAVIDAD 2016. Que tengas tu propia historia maravillosa y memorable.